ISIDRO LÓPEZ APARICIO en ARTIUM (ABC cultural)

Crítica del 16 julio de 2016 en el ABC Cultural sobre la exposición del programa PRAXIS de Isidro López Aparicio en ARTIUM

«Concatenación objetual. Isidro López Aparicio agita nuestra conciencia»

El programa Praxis de Artium se muestra especialmente generoso en esta ocasión, en la que el artista invitado a formar parte de este programa paralelo es Isidro López Aparicio. Llegando a utilizar casi por completo la Sala Norte del centro, el artista, ha traspasado el espacio habitual que se destina a este laboratorio procesual para remover nuestra conciencia de un modo tan apabullante como las piezas que allí se muestran.
López Aparicio parece, a priori, intentar mostrar(nos) la diógenes consumista en la que nos vemos sumergidos, pero su reflexión, va más allá, nos hace cuestionarnos la valentía necesaria para enfrentarse a los objetos acumulados, a su historia y, cómo no, a nuestra propia memoria que los acompaña en el transitar. Estas memorias se van entrelazando, llegando en ocasiones, a relacionarse de forma inquietante, que genera unas nuevas, totalmente insospechadas y subjetivas, sobre la realidad y tránsito de los objetos, de sus vivencias, y por extensión las del propio individuo.
El peso del saber, el poder mediático, los impactos visuales, las normas, las jerarquías y hasta las migraciones de nuestra historia parecen entrelazarse de forma confusa, sin que sepamos donde empieza un objeto u otro, donde está el principio o donde el final de la pieza, o de la historia que recorren esos objetos ensamblados, si es que existen principio y fin.
La Sala Norte, que comparte con Marina Núñez, nos deja totalmente descolocados, a merced de nuestra inquietante mente que podrá jugar con la instalación del artista del mismo modo que lo hace con las experiencias que atesora en la memoria.
¿A caso este diógenes objetual es reflejo del poder que otorgamos a los objetos? ¿es un reflejo de cómo generamos tótems, relicarios que generamos
Ubicarse ante estas piezas, ante los objetos o las vivencias, exige por parte de quien hace este ejercicio un grado muy elevado de atención ya que, en ocasiones, adentrarse en esa revisión o mirada hacia atrás hace que debamos tener cuidado en como abordar la situación porque podría, incluso, venirse sobre uno, tal y como lo hacen las obras de la sala que dibujan en el espacio, con milimetrada locura, esculturas imposibles, y pueden llegar a arrollar al espectador que deambule sin atención, y es que caminar por la sala, por el arte y por la vida, exige de los cinco sentidos. Una reflexión lacaniana es lo que parece subyacer en la imponente muestra de Isidro López Aparicio, ya que el cuestionamiento entre el significante y significado está latente en todo el recorrido, y como decía el serendipias Que coincida que acabes de escuchar una esclarecedora y magistral charla de Ángel Bados en la que se cuestiona s y acudas a visitar una de las muestras de Praxis, es una de esas cosas casi mágicas que suceden en ocasiones, pues.

Ningún comentario todavía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies